Teletrabajo

“NUEVA LEY DEL TELETRABAJO”

(REAL DECRETO-LEY 28/2020, DE 22 DE SEPTIEMBRE, DE TRABAJO A DISTANCIA-TELETRABAJO)

En la Ley, se contempla que el teletrabajo es una modalidad más del trabajo a distancia que se lleva a cabo mediante el uso exclusivo o prevalente de medios y sistemas informáticos, telemáticos y de telecomunicación

Define el «trabajo a distancia» como: forma de organización del trabajo o de realización de la actividad laboral conforme a la cual esta se presta en el domicilio de la persona trabajadora o en el lugar elegido por esta, durante toda su jornada o parte de ella, con carácter regular.

Se entenderá como trabajo a distancia regular aquel que se preste, en un periodo de tres meses, un mínimo del 30% de la jornada o el porcentaje proporcional en función de la duración del contrato de trabajo.

La Ley otorga a las personas trabajadoras a distancia los mismos derechos que las que ejercen sus actividades en los locales de la empresa y se basa en la voluntariedad y el acuerdo entre trabajadores y empresas.

Empresa y trabajador deberán firmar un acuerdo por escrito que contenga:

  • el inventario de los medios, equipos y herramientas de trabajo (incluidos consumibles y mobiliario)
  • gastos por trabajar a distancia,
  • horario de trabajo y reglas de disponibilidad,
  • porcentaje de teletrabajo y trabajo presencial,
  • dónde se va a desarrollar el teletrabajo,
  • duración del acuerdo,
  • plazos en caso de revertir el teletrabajo,
  • los controles de la actividad,
  • Instrucciones de la empresa sobre protección de datos y seguridad de la información

Los trabajadores a distancia tienen derecho a la dotación y mantenimiento por parte de la empresa de “todos los medios, equipos y herramientas necesarias para el desarrollo de la actividad”, teniendo en cuenta además lo establecido en el convenio.

Mencionamos por su interés el relativo a los gastos derivados del trabajo a distancia.

Abono y compensación de gastos”, el artículo relativo a este derecho indica que será la empresa la que deba pagar o compensar los gastos relacionados con los “equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral”; pero “medios vinculados” es un concepto jurídico indeterminado que puede dar lugar a confusiones e interpretaciones diferentes en función del profesional que las analice.

El legislador ha reservado a los convenios o acuerdos colectivos la facultad de establecer mecanismos para la determinación de la compensación y abono de los gastos que se ocasionen.

Realizado un resumen general, resaltar las novedades que aporta a nuestro Ordenamiento:

  • Se establece de forma expresa es que “La empresa no podrá exigir la instalación de programas o aplicaciones en dispositivos propiedad de la persona trabajadora, ni la utilización de estos dispositivos en el desarrollo del trabajo a distancia.”
  • Se prevé la posibilidad (no la obligación) de que se pueda hacer un uso personal de los dispositivos corporativos puestos a disposición del trabajador.

Centrándonos en materia de PROTECCIÓN DE DATOS, existen varios puntos regulados o desarrollados en este Decreto respecto a:

Derecho a la Desconexión digital

  • exige que se tenga en cuenta también la opinión de la representación legal del personal.
  • prevé la necesidad de formar y sensibilizar a las personas trabajadoras en un correcto uso de los dispositivos tecnológicos.
  • Se alude a la elaboración de una política interna que recoja estos aspectos.

Esto se traduce en:

  • La organización deberá respetar los horarios laborales y no presuponer que el trabajador estará disponible las veinticuatro horas.
  • No se deberá requerir al trabajador que responda cuestiones y solicitudes de la empresa o de terceros relacionados con ésta, fuera del horario laboral.
  • No podrá controlar la actividad de la persona trabajadora cuando su jornada profesional finaliza.

Derechos de Terceros

Los derechos de terceros cuyos datos personales son tratados por los teletrabajadores también son fundamentales. El cumplimiento de la normativa de protección de datos cobra casi mayor importancia cuando se trabaja a distancia.

  • Es imprescindible que la organización ya tenga definidos sus procedimientos y sus políticas de cumplimiento de medidas de seguridad
  • los revise y haga las adaptaciones necesarias para aplicarlas al sistema de teletrabajo.
  • facilite unas instrucciones claras y concretas para que el teletrabajador pueda cumplir.

La Agencia Española de Protección de Datos ha elaborado unas “Recomendaciones para proteger los datos personales en situaciones de movilidad y teletrabajo” que pueden servir de guía a empresas y a teletrabajadores.

Una vez aprobado este Real Decreto-ley, habrá que ver cuál es su recorrido en la práctica.

  • ¿Conseguiremos adentrarnos en un nuevo concepto de trabajo y ponernos a la altura de otros países europeos en esta materia sirviendo como mecanismo para lograr mayor conciliación?
  • ¿Habrá un desarrollo de los derechos digitales en especial el de desconexión digital?

Link al Real Decreto-ley, de trabajo a distancia:

https://www.boe.es/boe/dias/2020/09/23/pdfs/BOE-A-2020-11043.pdf

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp